Google+ Followers

jueves, 18 de mayo de 2017


El  SI de Fanny Baena  y Fabio Velasco

POR LILIANA ALZATE CUERVO
Crítica e investigadora teatral


Hasta la segunda mitad del siglo pasado se daba por supuesto que la ocupación del artista consistía en deleitar e instruir a su público. Había, naturalmente, diferentes públicos. El artista podía incitar a su público a apreciar cosas más bellas de las que había querido al principio. Ahora bien, sólo podía hacer una cosa así si resultaba entretenido desde el comienzo —aun cuando no se limitara a entretener-, ofreciendo una obra básicamente inteligible -aunque no se entendiera completamente-.  Las cosas han cambiado en esta época , sin embargo estos parámetros bien encajan en la reciente obra del grupo  ingeniería teatral IT conformado por Fabio Velasco y Fanny Baena, reconocidos actores del medio teatral por su vasta experiencia en uno de los grupos de Teatro de más tradición teatral  en Latinoamérica, el teatro La Candelaria .
La obra  es: “Una mariposa se posó en tu hombro el día en que dijiste sí",  trabajo que estuvo bajo la tutoría del  dramaturgo y director Arístides Vargas del grupo Malayerba de Ecuador y se encuentra en repertorio en  las salas capitalinas y  pronto viajara a una gira internacional a Ecuador.

El: Si me cortas la cabeza ya no podre pensarte…
Ella: Si me cortas los brazos ya no podre abrazarte

Estos textos son, o algo parecido,  lo que se dicen los dos protagonistas mientras simulan jugar un juego virtual. Los personajes cambian su gestualidad y  la poética de la palabra utilizada contrasta con la violencia de los videos (juegos virtuales) que son proyectados simultáneamente. Así como en este cuadro, los creadores hacen uso de varios lenguajes expresivos que dan cuenta de su indagación en el proceso creativo para la escena; la música compuesta para la obra, el video que imita el cine mudo, actuado por los mismos actores que se encuentran en escena; la proyección de imágenes y una escenografía modular de “medio cajón , la cual va girando y construyendo varios espacios de la pareja: una cama, un baño, una sala de juegos, una cocina, un salón de baile.  A todo esto se le suma un texto  altamente poético escrito por Arístides Vargas. Que es proyectado eventualmente sobre la escenografía completando la imagen, develando lo que quiere ser dicho o lo que se quiere subrayar.
En una primera lectura podríamos decir que la obra nos habla de las dificultades en la vida,  cuando de poder realizar nuestro sueño se trata. Inicialmente  uno podría decir que se trata del amor de la pareja pero, tejiendo más delgado la obra nos habla de la comunicación entre los seres humanos. Nos pregunta simbólicamente  que  creemos  al amar o  como vemos a los  otros con los que convimos a diario, tal vez nos pregunta sobre el poder; que tantas  veces  nos absorbe a nosotros mismos y como al final es el amor el que rigüe a todo el universo,  mejor dicho la posibilidad de decir SI  a todas las opciones que nos brinda la vida,   tanto oscuras como luminosas.

Firmes en ese argumento podemos acercarnos a múltiples matices de sentido: políticas, sociológicas y hasta antropológicas del ser humano frente a su realidad actual.
Veamos; ¿es posible crear un territorio de encuentro cuando se han perdido los fundamentos y las razones de estar juntos? .Dice un texto de la obra. Yo le devolvería esa pregunta al proceso de nuestro país como un ejemplo de contexto.  Tenemos la  opción que perdió Colombia de decir SI,  en el plebiscito por la paz del 2016  y ahora conforma todo un imaginario colectivo.  Esta realidad nos advirtió sobre la polaridad  aplastante de nuestro país y las mil interpretaciones que  puede disparar un SI. Ahora bien, en un título de una obra en estos momentos  es inevitable no amplia gratamente sus significados y su sentido.  Claro si se transpola metafóricamente  el conflicto de pareja  al  post conflicto del país.  Pero, esto es hilar muy delgado y tal vez sería un trabajo de toda una nueva interpretación del acontecimiento escénico. Seria en parte un cambio  como el  del SI  y muy seguramente, en ese momento se posaría la mariposa en nuestro hombro.
Por ese potencial  de la obra y del momento en que se encuentra el grupo IT  después de sus anteriores trabajos: El otro animal 2015 y El enano  2014 ambas becas de creación para directores jóvenes,  hoy quiero mejor ahondar en la valentía  y el riesgo  del proceso escénico que asume (Fanny y Fabio) con el director del Malayerba Ecuador.  Al asumir decir SI  a una nueva indagación.

Teatralmente, esta obra tiene dos importantes retos; una alcanzar la elevación de espíritu y expresión que usa la palabra, y otra conseguir el efecto dramático sin perder la sensación de verdad. Por tal razón, se podría asumir que la obra indaga en una teatralidad expandida y por eso se hace pertinente la lúdica y movilización semántica de la dramaturgia.
Siguiendo esta línea de sentido La propuesta del escenario de “medio cajón” tenderían precisamente a proporcionar esta sensación ilusoria de estar contemplando algo que sucede realmente en un adentro, en diferentes espacios cotidianos: una cama, una cocina, el baño. Razón por la cual todo lo que sucede fuera de él,  corre el riesgo de ser parte del afuera y exigiría fidelidad a la verdad escénica. El uso de la utilería, vestuarios y escenografía, demandarían total rigurosidad y verosimilitud. Ya que las herramientas expresivas  escogidas como el video, lo virtual y la música son puestas en juego,  supongo yo, para representar sobre el escenario algo que convenza al público de que la acción que desarrollan está en la vida.  

Como vemos este acontecimiento escénico tiene marcado los rieles expresivos  para llevarnos lejos en significados, siempre y cuando se enfoque en  la precisión en su máxima expresión. La multiplicidad de sentido en la combinación de contrarios entre imagen virtual y escena real nos sacaría de la anécdota del discurso amoroso y prestaríamos gratamente nuestro hombro para que se pose la mariposa.

El reconocimiento de que este es un proceso de creación transversal donde los discursos se hibridan, dando paso a la elaboración de un enunciado rizomático, exigue entonces la elaboración  de múltiples sentidos, donde la razón no es ausencia ni ahogo es por el contrario otra teatralidad.

A su vez no podemos dejar de detenernos en la propuesta actoral la cual también asume un reto grande, me arriesgaría a decir que se quiere encontrar cierto tipo de comicidad particular, lo cual es captado en el vídeo que es proyectado en varias ocasiones durante la función. En el cual sobresale el maquillaje exagerado y los lugares bucólicos de los protagonistas;  Así mismo  se observa en  la escogencia de algunos vestuarios  y elementos en las diferentes situaciones comicas que van ocurriendo en la escena. ejemplo: La cocinada, el  uso del baño, el baile.

El reto asumido por ingeniería teatral se compone entonces de todo estos elementos  a los que el grupo asume indagar, los cuales son muy interesantes en sí; el tema del amor como confrontación de poderes, el cambio  generacional, el vínculo dramático  entre texto poético  y la imagen teatral. Lo virtual y lo real, lo dicho y lo no dicho.  En fin la búsqueda de una otra teatralidad de otro cuerpo en la escena. Por ello  a mí me surgen algunas dudas  finales  tal vez más sutiles y en pro de su búsqueda:

En este contexto son de central importancia el trabajo de la "performatividad", "la recurrencia productiva del cuerpo con la palabra y la resultante autor- actor-escenificación como "copia sin original", donde el cuerpo no es esbozado a priori, sino en el transcurso de un proceso.

El cuerpo como materialidad y portador de saber que se inscribe o produce en éste una permanente y cambiante construcción que se va edificando por medio de la repetición, apropiación y/o rechazo sin terminar nunca de construirse .

Finalmente la ultima reflexion ¿Cómo entiende IT ingeniería teatral  a el escritor de la palabra dramática de el dramaturgo de la escena?  Sobretodo teniendo en cuenta la formación de estos dos creadores, en una tradición en donde estos roles siempre ha estado unidos o asumidos colectivamente.  Será que debemos poner más cuidado en preservar nuestros hábitos intelectuales libres del contagio de quienes nos han educado o  será mejor  solo decir SI, a todo en el proceso creativo  y esperar hasta que se pose la mariposa….






Huellas en el cuerpo
Análisis del trabajo de Anahí Arouz : 


  
En mayo del 2016,  en  la calle cero donde habitaba, un lugar donde todo termina y todo acaba, pero también todo vuelve a empezar, tuve una llamada de una colega del teatro, diciéndome que me recomendaba una narradora peruana, que si era posible programarla en mis eventos  mensuales de las luna dá en el pueblo de Barichara –Santander (Colombia)   y así, como cuando algo que es importante llega, siempre llega de sorpresa y sin mucho pre aviso, acepte con prontitud  y me lance a programar tal evento confiada totalmente en la recomendación, como si algo  más fuerte que yo me impulsara.  
Y fue allí cuando aprendí a volar con Anahí,  hoy quiero compartirles como fue mi experiencia:

El acontecimiento escénico “Aprendiendo a volar” fue diseñado para el jardín de la Posada La Nube donde se realizan las  luna dá en junio del 2016. Allí se logró la combinación perfecta entre la oralidad, el cuerpo  y el espacio.
Su narradora Anahí  Arouz despliega en esta obra toda su energía emotiva sobre el espectador, que cae rendido ante su palabra. Ella pasa del presente caótico  citadino de cualquier urbe a la búsqueda de la identidad espiritual con tal facilidad que uno no se entera de tan mágica instrucción.
El trabajo escénico que nos regaló  Anahi Arouz es una modalidad de creación teatral y narración escénica,  allí se desvirtúa la visión de cuerpo meramente biológica, ya que éste se configura en una polisemia en la escena, es decir, el cuerpo abandona su identidad fija para movilizar la rigidez del signo, permitiendo la expansión de su significación escénica en la exploración de diferentes juegos simbólicos.
Por medio de una historia sencilla de amor de pareja, el mundo y sus contratiempos se nos van abriendo en forma de abanico; la historia pasa por temas como la migración, la frontera, el cambio generacional, lo femenino, la medicina ancestral y la sabiduría de los viejos. Con muy pocos elementos sobre el escenario: una silla, una maleta y una canción, vamos de la mano de  Anahí  en un viaje por el mundo. Deteniéndonos claro en el territorio de sus raíces incas; nos describe majestuosamente su territorio ancestral: el Cuzco,  logrando identificarnos  en varias de sus frases, emociones y sentimientos.  La Arouz va disparando sin piedad  hacia el espectador, que  incauto  la mira atónito, imbuido en su sueño de volar.

También nos dejó en su visita la obra: “Cuentos viajeros”. La cual  nos va contado su andar por el continente. Mágicamente recupera la oralidad ancestral y sus cuentos cortos, medios y largos se extienden dependiendo del interés de los que escuchan. Variando el repertorio según el público de cada función.  Cumpliendo así el principio básico de los narradores antiguos que conocen la importancia de lo que debe ser dicho. Solo los verdaderos cuenteros  saben que son los cuentos los que eligen ser contados y no al contrario, para poder mantener la veracidad de la oralidad  original.
Porque como ella misma lo cita en su programa de mano: Los cuentos son mentiras que guardan profundas verdades. Acompañan nuestros procesos, nos ayudan a empezar y terminar, abrir y cerrar puertas, nacer y morir.

De esta manera, las historias son imágenes que reposan en el cuerpo de la actuante y se transforman en marcas hechas palimpsestos en la piel que  son llevadas a la escena cuidadosamente, a partir de la superposición de las otras vivencias corporales que aportan al sentido del hecho escénico pretendiendo inquietar y azuzar las sensaciones del espectador.
Anahí  es psicóloga de profesión pero en su cuerpo etéreo es una  contadora  de historias, ella logra que podamos entender el cuerpo como un "proscenio" teatral en el cual se inscriben y se leen procesos culturales, produciendo al mismo tiempo significación y diseminación. La escritura, esta en los movimientos, en los gestos, en las máscaras, en la vestimenta y en los accesorios.
Anahí  inscribe residuos/huellas del cuerpo a medida que va preformando sus historias;  así lo hizo no solo en sus obras anotadas anteriormente, si no en el recorrido sensorial por el camino real a la población de Guane, primer asentamiento indígena de esta región, allí se unieron los ancestros Incas y Guanes por medio de su andar y de su palabra.
Este recorrido se realizó en julio del 2016 con un grupo de mujeres de toda Latinoamérica en el II encuentro de “Mujer, tejido y territorio”  convocado por Fundación Casa Barichara. Como abuelas sabias nos hablaron las piedras en esta caminata de poder permitiéndonos labrar una de las pautas básicas de la ley de origen de los pueblos ancestrales: Caminar el territorio.  Convirtiéndose así en una prueba fehaciente de que todos nuestros países latinoamericanos se siguen uniendo  en los territorios sagrados a pesar de la historia oficial.   
Solo me resta desearle los mejores vuelos a Anahí y esperar converger nuevamente en algún territorio ancestral para volver a crear con ella la magia de la palabra, los cuerpos y la escena  en el permanente cambio del espiral del pensamiento americano.

Liliana Alzate Cuervo
Crítica e investigadora teatral

Colombia

lunes, 17 de abril de 2017

caminata de poder a Guane






Recorridos sensoriales por el pueblo
Los recorridos utilizan el lenguaje sensorial para exponer el silencio, es una experiencia lúdica, en la cual hacemos parte de un ritual, las poéticas de la luz y los sentidos. El recorrido cuenta con varias estaciones, en cada de las cuales suceden actos que narran momentos de la historia, de nuestra memoria y los procesos del presente, así como personajes mágicos, que nos harán reconocer la vida del territorio.  
Guane entre mujeres y vírgenes:   redescubrir el territorio que habitamos en el presente. Este recorrido propone una caminata de poder que nos sitúa en un momento histórico develándonos la multiculturalidad de nuestro país desde lo prehispánico, la conquista, la colonia, la independencia hasta el hoy..
Déjate llevar por tu propio instinto y vive con conciencia tu territorio!....


RECORRIDO SENSORIAL BIO PARQUE BARICHARA

Recorridos sensoriales por el pueblo
Los recorridos utilizan el lenguaje sensorial para exponer el silencio, es una experiencia lúdica, en la cual hacemos parte de un ritual, las poéticas de la luz y los sentidos. El recorrido cuenta con varias estaciones, en cada de las cuales suceden actos que narran momentos de la historia, de nuestra memoria y los procesos del presente, así como personajes mágicos, que nos harán reconocer la vida del territorio.  
Guane entre mujeres y vírgenes:   redescubrir el territorio que habitamos en el presente. Este recorrido propone una caminata de poder que nos sitúa en un momento histórico develándonos la multiculturalidad de nuestro país desde lo prehispánico, la conquista, la colonia, la independencia hasta el hoy..
Atardecer en Moncora : Vivamos juntos  un atardecer  en Barichara, visibilicemos el bioparque Moncora en Santa Barbara , recorriéndolo con otros ojos… Alertando los sentidos y la conciencia… conozcamos un bosque tropical seco y un ejemplo de organización de la sociedad civil en pro del medio ambiente.
¡Déjate llevar por tu propio instinto y vive con conciencia tu territorio!....

























libros 2016-2017

















libros 2016-2017

Buenaventura & Garcia II